¿Quién controla que los automovilistas circulen a 30 km/h? – .

¿Quién controla que los automovilistas circulen a 30 km/h? – .
¿Quién controla que los automovilistas circulen a 30 km/h? – .

Desde el decreto del 30 de agosto de 2021, los automovilistas ya no deben conducir, con algunas excepciones, a más de 30 km/h en París. ¿La medida es realmente respetada y… controlada? Le Parisien buscó responder a esta pregunta el lunes 2 de enero. Porque, a excepción de algunos radares, la policía no haría o haría pocos controles.

Por el lado de la policía nacional, esta verificación no es una prioridad, ya que las operaciones de la jefatura de policía de París se concentran en “comportamientos mucho más peligrosos, sobre dos ruedas por ejemplo”, explica una fuente del diario. Sin embargo, hay muchos controles a la salida de los túneles de la carretera de la capital.

¿Próximamente radares urbanos de nueva generación?

Por el lado de la policía municipal (creada en la capital hace casi doce meses), los medios puestos a disposición de los agentes no serían lo suficientemente restrictivos. Porque en caso de infracción, los automovilistas deberán pagar “solo” 90 euros, sin la pérdida del más mínimo punto. “No es muy disuasorio”, aborda Me Rémy Josseaume, abogado especialista en infracciones de tránsito, cuestionado por nuestros colegas. Y la nueva regla no hizo que los conductores cambiaran su comportamiento.

LEA TAMBIÉN

París: con el límite a 30km/h, los corredores se divierten disparando los radares

Pero eso podría cambiar pronto. La ciudad de París está considerando la instalación de radares urbanos de última generación. Mientras tanto, tendrá que hacer frente al recurso de las asociaciones, incluida una intersindical de VTC, que impugnan la rebaja de la velocidad de 50 a 30 km/h, confirmada el pasado 30 de noviembre por el tribunal administrativo de París.

LEA TAMBIÉN

Está confirmado, será necesario circular a 30 km/h en París

Tags: Quién controla los automovilistas circulen kmh

NEXT El nuevo mundo tras el fin del dólar y el SWIFT