cómo el gobierno está tratando de abordar las preocupaciones de los panaderos – .

cómo el gobierno está tratando de abordar las preocupaciones de los panaderos – .
cómo el gobierno está tratando de abordar las preocupaciones de los panaderos – .

Una factura de 12.000 euros en diciembre, frente a unos 1800 antes de la crisis energética. Julien Pedussel, artesano-panadero de Rieux (Oise), lanzó una “llamada de ayuda” el lunes 2 de enero en BFMTV. La situación “se ha vuelto insoportable porque las facturas de la luz son tan altas que no puedo pagarlas”, lamentó. “Si les pago, no puedo pagar a mis empleados, a mis proveedores y el resto de mis gastos”, relató este panadero, que fue a manifestarse el lunes en una rotonda no muy lejos de su tienda.

Julien Pedussel no es el único panadero que se ve muy afectado por el aumento de los precios de la energía. El Gobierno, que sigue con preocupación los reiterados gritos de alarma de los panaderos, anunció este martes a través de la voz de la primera ministra Elisabeth Borne que los panaderos podrán “solicitar el aplazamiento del pago de sus impuestos y cotizaciones a la seguridad social” para aliviar su flujo de caja. .

El jefe de Gobierno también deseó en franceinfo que los 33.000 panaderos de Francia también puedan “repartir” las facturas de energía de los primeros meses del año “para superar este momento difícil en términos de flujo de caja”. Más allá de eso, aseguró que las prefecturas se movilizarían para estudiar las dificultades que quedarían “caso por caso”. “En conjunto, con estas distintas ayudas nos hacemos cargo en torno al 40% de la factura de la luz”, asegura Elisabeth Borne.

El Ministro de Economía, Bruno Le Maire, y la Ministra Delegada para las Pequeñas y Medianas Empresas, Olivia Grégoire, reunieron el martes por la mañana a representantes del sector de la panadería “para discutir las consecuencias de la crisis energética”.

Pese al anuncio el martes de estas medidas de apoyo a las pymes, Bruno Le Maire volvió a cerrar la puerta a las “ayudas sin fin”. “Se trata de ayudas dirigidas a las empresas con más dificultades”, martilleó, mientras en ocasiones se critica al Gobierno por prorrogar indefinidamente el “lo que sea necesario” decidido por Emmanuel Macron durante la pandemia del coronavirus. COVID-19. El Presidente de la República también recibirá a los panaderos el jueves 5 de enero, con motivo de la tradicional ceremonia de la galette des rois en el Elíseo. Un mes después de la inclusión de la baguette, el 30 de noviembre de 2022, en el patrimonio inmaterial de la humanidad por la Unesco, el ejecutivo pretende mostrar su apoyo a una profesión amenazada.

Ayuda insuficientemente conocida ya existente

Elisabeth Borne también lamentó el martes que la mayor parte de las ayudas existentes “no sean suficientemente conocidas” por las empresas. De hecho, como señala Politico, Bercy ha recibido menos de 400 expedientes de solicitud de ayuda. Los panaderos se ven afectados por dos medidas: el “amortiguador”, que prevé que el Estado cubra una media del 20% de su factura energética, y el “contador de luz”, que les permite solicitar un descuento adicional en determinados casos.

El Gobierno enviará en los próximos días una carta “personalizada” a los panaderos de Francia para animarles a que se acojan a esta ayuda ya existente. “Hoy en día, apenas tenemos unas cincuenta pymes al día que vienen a solicitar las ayudas a las que tienen derecho en este mostrador”, aunque simplificado en muchas ocasiones desde su creación, lamentó Bruno Le Maire.

De ahí la idea del gobierno de establecer un “punto de recepción” en cada prefectura, “donde puedan acudir las empresas y en particular los panaderos en dificultades”, indicó Elisabeth Borne. “Nuestro objetivo es apoyar a todos según su situación, y las situaciones son muy diferentes”, dijo el Primer Ministro.

Al final de la reunión, este martes por la mañana, los panaderos, a través de Dominique Anract, presidente de la Confederación Nacional de Panadería-Pastelería Francesa, saludaron “las ayudas muy importantes que se han puesto en marcha”. “Ahora, para una factura (de energía) que se multiplicará por diez o por doce, nada será suficiente”, matizó. “La mayor parte de los problemas de electricidad están ocurriendo ahora”, volvió a preocuparse.

Proveedores de energía en el visor

El Gobierno también ha subido muy claramente el tono hacia los proveedores de energía, citado este martes por la tarde al Ministerio de Economía. “Hoy en día, los proveedores no ayudan lo suficiente a los panaderos y las pymes. Les pido que hagan más, mejor y de inmediato”, insistió Bruno Le Maire el martes por la mañana.

El ministro de Economía también ha anunciado que los panaderos podrán rescindir su contrato de suministro eléctrico de forma gratuita en caso de una subida de precios “prohibitiva” y en la medida en que “amenace la supervivencia de la empresa”. Esta medida “excepcional” será aplicada “caso por caso” por las empresas energéticas, sin embargo, advirtió el número dos del Gobierno.

“Lamento ver que los compromisos que se hicieron” en una carta firmada en octubre de 2022 por las empresas energéticas “no se respetan”, lamentó el ministro, amenazando con nombrar a las empresas infractoras si no se comprometían a corregir su comportamiento en la reunión prevista para esta tarde. Si las empresas energéticas no se alinean, “siempre podemos sacar más de los proveedores de energía de lo que estamos haciendo hoy”, amenazó el ministro de Economía tras meses de encendidos debates en torno a la fiscalidad de las “superganancias”.

En el presupuesto para 2023, el Gobierno ha puesto en marcha un mecanismo que debería permitirle cobrar parte de la “anualidad” de las empresas energéticas y recuperarla, según sus estimaciones, en 11.000 millones de euros. El Gobierno critica en particular a las empresas energéticas por poner el cuchillo en la garganta a los pequeños empresarios, obligados a aceptar ofertas en plazos muy ajustados. Algunos contratos de suministro eléctrico ofrecidos a pymes también carecerían de legibilidad, según el ejecutivo.

Tags: cómo gobierno está tratando abordar las preocupaciones los panaderos

NEXT El nuevo mundo tras el fin del dólar y el SWIFT